Buscar - Categorías
Buscar - Contactos
Buscar - Contenido
Buscar - Canales electrónicos
Buscar - Enlaces web
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background

Preguntas Frecuentes

PUESTAS A TIERRA

La única forma de saber si una puesta a tierra está bien instalada es midiendo el valor de la resistencia eléctrica y la continuidad del cable colector de tierra en la instalación eléctrica.

Aplicaremos el Código Eléctrico Nacional, que recomienda para servicio eléctrico de baja tensión la construcción de un pozo con un valor de 25 Ohm; si la puesta a tierra es de pararrayos los códigos NFC 17 102 de Francia y UNE 121 186 de España indican una resistencia eléctrica de 10 Ohm; si en la instalación hay equipo electrónico sensible o equipo médico el requerimiento es de 5 Ohm.

Los Sistemas de Puesta a Tierra requieren de un control periódico permanente, se debe realizar las comprobaciones (mediciones de resistencia y continuidad por lo menos una vez al año) y de acuerdo a los resultados e inspección visual, tomar la decisión de hacer mantenimiento si hay corrosión o incremento de la resistencia eléctrica por razones estacionales (sequedad del suelo).

Una buena instalación con materiales de calidad, debería tener una expectativa de duración de por lo menos 20 años.

La puesta a tierra por sí misma no protege contra la electrización de cualquier equipo, pero si protege a la persona que se pone en contacto con el equipo electrizado, siempre que esté conectado a tierra, derivando a tierra la falla, y minimizando los efectos que pudieran presentarse, pero de ninguna manera por si misma evitara el daño a la persona y al equipo si no hay conexión a tierra; para proteger la vida y los equipo con mayor seguridad, deben combinarse los distintos dispositivos de protección como son los interruptores: termo magnéticos, diferenciales, descargadores AC DC, TVSS, etc.

Sí protege contra sobre tensiones, cuando la instalación cuenta con los dispositivos protectores en cada nivel, y siempre que tenga una baja resistencia eléctrica en su sistema de tierra, y no hayan diferencias de potencial con otras tierras.

La puesta a tierra no reduce, ni produce armónicos. La puesta a tierra en combinación con filtros especiales de armónicos, derivara a tierra los mismos.

La puesta a tierra no evita incendios causados por corto circuitos, o por el exceso de cargas eléctricas en los conductores, para ello existen otros dispositivos como son los interruptores termo magnéticos y diferenciales que desconectan la carga en casos de fallas por corto circuito y por sobre carga.

No, la puesta a tierra es un circuito de protección para personas y equipos, y el neutro es parte inherente del sistema eléctrico, como es el caso en circuitos de distribución eléctrica en estrella con neutro corrido, y aterrado en varios puntos del circuito.

 

SISTEMAS DE PROTECCIÓN CONTRA DESCARGAS DIRECTAS DE RAYOS EN INFRAESTRUCTURA

Según las normas internacionales aplicables, el cable de descarga de un pararrayos debe tener  como mínimo una sección de 50 mm² en cobre y de  70 mm² en acero.

Sí son muy perjudiciales, causan muertes de personas, ganado, daños en infraestructura y en los circuitos eléctricos, porque introducen perturbaciones impredecibles, que se manifiestan, con pérdida de equipo sensible (telefonía, computo, equipo médico, etc.), que cuantificados a daño económico y falta de servicio torna insostenible la actividad desarrollada; por lo que es de primordial necesidad instalar los equipos protectores en cada nivel, así como la puesta a tierra adecuada que haga posible la protección integral.

Es mucho mejor tenerlo cuando este es instalado bajo normas y por personal especializado. Se aconseja no tenerlo cuando este es instalado y mantenido en forma empírica.

No, un pararrayos solo protege áreas muy puntuales, las cuales han sido previamente calculadas mediante la aplicación de normas teniendo en cuenta: la altura, al área, al tipo de construcción, y el riesgo de exposición. Según el nivel de tasa de descarga de la zona donde esté ubicado la infraestructura.

Para la protección de personas e infraestructura, existen dos tipos de pararrayos:

Franklin o convencional.- Donde el radio de protección se calcula mediante la aplicación del método electro geométrico con el concepto de la “esfera rodante” según la NFPA 780; en el mejor de los casos nos dará un cono de protección con no más de 45º de ángulo a una altura de 18 m. a mayor altura el ángulo se va reduciendo, siendo por lo tanto el área protegida de reducidas dimensiones.

PDC, (pararrayos con dispositivo de cebado).- Donde el radio de protección depende del avance de cebado que produce el dispositivo según la norma NFC 17 102 (francesa) y UNE 21 186 (española) y puede dar una radio de protección de 79 m en el Nivel I, colocando el pararrayos a una altura de 5 m por sobre toda infraestructura a proteger.

No. Cada servicio debe tener su propio sistema de puesta a tierra, con la resistencia eléctrica adecuada al tipo de servicio; (Alta Tensión y Baja Tensión 25 Ohm, Pararrayos 10 Ohm, Equipos Electrónicos Sensibles 5 Ohm ) y todos ellos deben estar ínter conectados entre sí, a través de un dispositivo llamado vía de chispas; el mismo que equiparará el potencial eléctrico entre los sistemas de tierra, evitando el flujo de corriente entre tierras, por diferencias de potencial entre ellas.

Para contestar esta pregunta vemos textualmente lo expresado por la Norma española UNE 121 186.